Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

EL ESTUDIANTE Y SU DIETA

cd674f026_a1.jpg 

                                                        LA MAYORIA DE LOS ESTUDIANTES NO SIGUEN UNA DIETA SANA Y EQUILIBRADA  A  PESAR DE QUE LA MAYORIA DE ELLOS COMEN EN CASA.

 

La vida del estudiante no es fácil. Madrugar, correr hasta el autobús, asistir a clase, coger nuevamente el transporte, llegar a casa …y volver a estudiar.

Algunos estudiantes deben sumar a todo esto, alguna otra obligación diaria, incluso un trabajo.

Para desplegar toda esa actividad es necesario contar con un plus de energía cuya fuente principal es una alimentación sana. Sin embargo, en la mayoría de los casos la dieta de los estudiantes no es la correcta, y ello puede traducirse en cansancio, enfermedades y falta de rendimiento académico.

El 57% de los estudiantes comen “lo que les apetece o les gusta”, y sólo el 11% asegura tener en cuenta el contenido nutritivo de los alimentos que consume, según un estudio elaborado por el Foro Interalimentario.

 

Dulces y precocinados

 

En general, los estudiantes abusan de los dulces y los productos lácteos – yogures, quesos, batidos…- y sin embargo, consumen pocas frutas y verduras, además de otros alimentos esenciales, como el pescado y los huevos.

Además la encuesta pone de manifiesto que uno de cada cinco estudiantes consume platos preparados (pizzas frescas o congeladas, precocinados de carne, etc.). Y lo hacen a diario o, en el mejor de los casos, de 3 a 4 veces por semana.

Curiosamente, la mayoría de los estudiantes son conscientes de que su dieta no es sana y no están satisfechos con lo que comen. Creen que deberían consumir, por este orden, más fruta y verdura, pescado, carne y leche.

Irse a estudiar a otra ciudad y dejar los ricos platos de mamá es la causa más común de la mala alimentación de los jóvenes, según el estudio. Los jóvenes no dedican mucho tiempo a la cocina, y aunque más del 80% come a diario en su casa y sus ocupaciones le permitirían controlar su dieta, el 60% asegura que no son ellos mismos los que deciden lo que comen. Además, uno de cada cuatro no está suficientemente informado sobre cuál sería su dieta ideal.

 

CONSUMO RECOMENDADO DE MAYOR A MENOR PARA ESTUDIANTES

  1. Pasta, arroz y patatas.

  2. Fruta y verdura.

  3. Carne y pescado.

  4. Huevos.

  5. Leche y productos lácteos.

  6. Azúcares y grasas.

 

CONSUMO REAL DE LOS ESTUDIANTES

  1. Leche y productos lácteos.

  2. Carne.

  3. Fruta y verdura.

  4. pasta, arroz y patatas.

  5. Pescado y huevos.

  6. Azúcares y grasas.

Dejar un comentario