Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

¿CEBOLLA BLANCA O CEBOLLA ROJA?

cd401f13_b1

 

 

 

¿Hay alguna diferencia nutricional entre comer cebolla blanca o cebolla roja?

 

Sí que hay características nutricionales distintas entre estos dos tipos de cebollas.

 

Las cebollas rojas, a diferencia de las blanca, contienen un tipo de antioxidantes, las antocianinas, que son los pigmentos naturales que les confieren el color violáceo.

 

La quercetina es otra sustancia antioxidante que se ha identificado en todas las variedades de cebollas en una proporción muy elevada (en torno a los 300 mg por 100 gramos, el peso de una cebolleta de las que se venden en manojos). Este compuesto favorece además la circulación sanguínea.

 

Respecto al valor nutricional común, las cebollas destacan por su escaso valor energético (33 cal/100g) dado su bajo contenido en carbohidratos y proteínas (casi nulo) y su ausencia de grasas.

 

También sobresalen su aporte de fibra, de minerales en cantidades significativas como el potasio y calcio (de peor absorción) y de vitaminas como el ácido fólico, la vitamina C y la E. Estas dos últimas vitaminas se suman a los otros componentes antioxidantes de las cebollas.

 

Su composición en elementos reguladores las convierten en un alimento diurético y depurativo. No obstante, las propiedades salutíferas de las cebollas se deben, más que a su composición nutritiva, a su abundancia de antioxidantes, entre ellos los flavonoides y los compuestos azufrados. Estos últimos son sustancias precursoras de compuestos volátiles, que son los que aportan a la cebolla ese olor y sabor tan característicos.

 

La relevancia nutricional de un alimento depende del consumo que se haga. Por tanto, para beneficiarse de las propiedades, en este caso, de la cebolla roja, es necesario que esta hortaliza forme parte de la dieta habitual.

Dejar un comentario