¿Cuál es la dosis adecuada de vinagre de manzana?

Como norma, lo ideal es una cucharadita de las de postre de vinagre de manzana, en medio vaso de agua con una cucharadita de algún endulzante como la miel,  melaza o azúcar de caña. Lo podemos tomar antes de las tres comidas principales.

La miel no sólo endulza la bebida, sino que además proporciona vitamina del grupo B, vitamina C, numerosos minerales, así como aminoácidos vitales, los cuales no pueden formar el cuerpo por si solo.

El sabor del vinagre de manzana no es agradable por lo tanto  se puede diluir en agua o algún zumo de frutas. Si la bebida es tibia puede ayuda a  diluir la miel.

A veces hay que adecuar la dosis de vinagre de manzana a nuestro organismo (hay personas que se sienten mejor poniendo menos vinagre o tomándolo sólo una o dos veces al día. Otras notan una mejor digestión tomándolo después de las comidas)

Consejos para usar el vinagre de manzana

Elige vinagre de calidad. Busca el orgánico, sin filtrar. Las pastillas o píldoras también ayudan, pero lo mejor es ir primero a la fuente liquida natural.

Comienza lentamente. Prueba con una cucharadita de te antes de las comidas y ve aumentando hasta alcanzar unas tres o el equivalente a una cuchara de sopa.

Algunos toman esta bebida antes del desayuno. Porque de esta forma se llena el estómago al empezar el día y con ello se consigue reducir el apetito para la hora del desayuno. Además, el estómago, que aún está vacío, podrá absorber más fácilmente todos los nutrientes del vinagre y miel y trabajarlos. Tú decidirás cómo te sienta mejor.

Recomendaciones

Tomar el vinagre de manzana sin diluir  o beberlo en exceso, puede dañar el esófago y otras partes del sistema digestivo. Por lo tanto se recomienda tomarlo según las medidas indicadas, no abusar. Se sugiere tomarlo unos 15 días y luego descansar unos días. Hay personas que lo consumen diariamente sin ningún malestar, al contrario, sintiéndose mucho mejor, con más energía, alivio de malestares y sintiéndose más joven.

También es posible que se dañe el esmalte de los dientes si se bebe lentamente y la bebida queda en la boca. Una sugerencia es beber el vinagre de manzana por medio de una pajita para evitar que el ácido esté en contacto con los dientes. Otra opción es enjuagar enérgicamente la boca después de su ingesta o cepillarse los dientes.

Los que sufren osteoporosis o tienen niveles bajos de potasio deben beber el vinagre de manzana con precaución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *