Dieta equilibrada como terapia de las enfermedades respiratorias

Comer sano nos beneficia nuestro cuerpo y nuestra salud.    Llevar  una dieta  adecuada puede ayudar en la salud de  nuestro sistema respiratorio.    

Algunos componentes de la dieta mediterránea contribuyen a la buena salud del sistema respiratorio y a evitar la aparición de algunas enfermedades crónicas como el asma.

En la generación y regeneración de las mucosas dañadas e inflamadas, la vitamina A juega un papel fundamental.

Pero las vitaminas C y E también cumplen un doble propósito en la salud del sistema respiratorio. Un zumo de naranja natural por la mañana es un buen refuerzo de vitamina C, también presente en el resto de cítricos (mandarinas, limón, pomelo), kiwis, tomates y pimientos.

Por otro lado, acostumbrarse a tomar un puñado de frutos secos (nueces) cada día  es una buena garantía para aportar vitamina E, un importante antioxidante y muy apropiado para estos casos. Esta vitamina también es abundante en el aceite de oliva virgen extra y en el germen de trigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *