Receta ligera y caliente, ideal para el invierno

Recetas calientes para el invierno

Las hortalizas más típicas de esta época del año son las pertenecientes a la familia de las crucíferas, entre las que destacan múltiples variedades: coles, coles de Bruselas, brócoli, remolacha, apio, nabo y col rábano, entre muchas otras. También se dispone de calabazas, puerros, zanahorias, espinacas… Con ellas se pueden preparar multitud de primeros platos compuestos por cremas de verduras u hortalizas estofadas, rebozadas, hervidas, etc.

Receta de rissoto con coles de bruselas

Ingredientes (4 personas)

  • 250 g de arroz bomba
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 100 g de coles de bruselas
  • 100 g de espárragos trigueros
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 40 ml de aceite de oliva
  • Una pizca de sal

Cómo se elabora:

  • Cortamos la cebolla en cuadraditos y sofreímos en una cazuela baja con el aceite de oliva.
  • Una vez cocinada la cebolla, añadimos los dientes de ajo en láminas y los espárragos verdes troceados (sólo la parte tierna).
  • Rehogamos el conjunto de hortalizas. Agregamos el arroz y las coles de Bruselas, removiendo durante un minuto para que se impregne del sofrito.
  • Incorporamos el caldo caliente, poco a poco y removiendo de vez en cuando, de forma que el arroz no se quede sin caldo, hasta que quede una textura de arroz cremoso.
  • Esta cocción será a fuego suave y por espacio de unos 16 minutos. En el último instante ponemos a punto de sal. Opcionalmente le podemos añadir queso en láminas, lo que dará al arroz un aspecto más cremoso (el arroz debe estar ligeramente al dente).
  • Serviremos al instante sin dejar reposar, ya que la cremosidad desaparece y se seca.

Comentario dietético

El arroz es el ingrediente principal de esta receta y la que le da el valor energético. Supone una buena fuente de hidratos de carbono complejos que aportan energía, mientras que apenas posee grasas. Para elaborar este original rissoto, el arroz se acompaña con coles de Bruselas, verduras típicas de la temporada invernal, y de espárragos verdes que además de dar un toque de color al plato, van a enriquecerlo en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, grandes aliadas de nuestra salud. Ambos vegetales por su alto contenido en agua y fibra, se convierten en alimentos ideales en el tratamiento del estreñimiento. Para obtener un menú equilibrado podemos acompañarlo de una ensalada con frutos secos como primer plato y una fruta fresca o un lácteo como postre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *